Inicio Preguntas y respuestas La realización del ajuste quiropráctico

¿En qué consiste el tratamiento quiropráctico? ¿Son masajes?

No, rotundamente no. El quiropráctico realiza ajustes manuales específicos de las vértebras con el fin de que estas normalicen su funcionamiento y no produzcan interferencias en la función del sistema nervioso. Los ajustes son aplicaciones manuales muy breves y de gran efectividad, que exigen una gran habilidad que solamente se puede conseguir a lo largo de varios años de aprendizaje en ámbito universitario. Esto nada tiene que ver con los movimientos manuales realizados sobre la piel o músculos conocidos como masaje. (Ver página titulada "¿Qué es la Quiropráctica?").

El ruido del crujido, ¿es normal, dañino o beneficioso?

El ruido que se aprecia en ocasiones con algunos tipos de ajustes quiroprácticos es puramente casual y no tiene relevancia alguna. Se debe a un cambio de presión de los gases de la cápsula articular.

¿Cuánto dura una sesión?

Depende. La primera visita, con la entrevista al paciente y el reconocimiento quiropráctico, suele ser más larga y durar de quince minutos a una hora. Más adelante, la duración de cada visita al quiropráctico depende del tipo de ajuste utilizado por el profesional, así como del caso del paciente.

¿Cuánto cuesta una sesión?

Desde la Asociación Española de Quiropráctica se regula la titulación, formación, reciclaje y deontología de sus miembros, pero como profesionales sanitarios liberales que son, tienen total libertad para fijar sus honorarios. Con el fin de orientarte, podemos estimar el honorario medio entre los veinte y cuarenta euros.

¿Tiene el tratamiento quiropráctico efectos secundarios?

No. El cuidado quiropráctico no es una terapia agresiva hacia el individuo, puesto que, al contrario de los fármacos, no invade el organismo con ningún agente químico o biológico foráneo. Actúa sobre el sistema nervioso con el fin de permitir que la capacidad de auto-mantenimiento y auto-recuperación del mismo cuerpo del paciente funcione normalmente. Durante este proceso de vuelta a la normalidad, los cambios fisiológicos que experimenta el cuerpo pueden verse acompañados en ocasiones, y de forma pasajera, por una variación de la sintomatología del paciente o cierta sensación de cansancio. En otros casos, el paciente puede apreciar una sensación inmediata de alivio sin pasar por esa fase intermedia. Y es que el mejor aliado del trabajo del quiropráctico es el propio organismo del paciente.

Tengo miedo porque pueden dejarme peor de lo que estoy, las cervicales son muy delicadas...

Son millones los pacientes, de todas las edades y gran variedad de casos con distintos grados de severidad, que acuden cada día a la consulta de quiroprácticos en todo el mundo, encontrando una solución a sus problemas sin sufrir efectos negativos de los ajustes quiroprácticos. Esto se debe fundamentalmente a dos factores: por un lado, el alto grado de profesionalidad y calificación de estos profesionales sanitarios que, como ya hemos comentado, reciben una minuciosa formación universitaria, incluyendo un año de internado clínico bajo la supervisión de quiroprácticos experimentados; y por otro, el hecho de que los ajustes quiroprácticos carecen de efectos secundarios, como se explica en la respuesta a la pregunta anterior.

 
Universidad en Madrid

Universidad Barcelona

MATRICULA ABIERTA

FACEBB

Miembro corporativo
de AENOR

aenor