La subluxación vertebral

El cerebro controla todas las funciones del organismo a través de una extensa red de comunicación: el sistema nervioso, que llega a cada órgano, cada célula del cuerpo. Es lo que permite que tu cuerpo funcione de manera armoniosa en cada momento y mantenga su estado natural de salud. Este aparato delicado e increíblemente complejo está protegido por los huesos del cráneo y de la columna vertebral, eje central del sistema locomotor. Desde ahí se ramifican una infinidad de redes nerviosas que llegan a cada parte de tu cuerpo para que esta inteligencia innata pueda expresarse en su totalidad y mantenerte vivo y sano.

Por una serie de factores que se van acumulando a lo largo de la vida, este sistema puede perder su capacidad para funcionar. Cuando esto ocurre, produce cierto grado de intereferencias sobre el sistema nervioso, que entonces ve limitada su capacidad para organizar el trabajo del organismo y mantener un óptimo nivel de salud. Este fenómeno es lo que llamamos el complejo de subluxación vertebral o subluxación vertebral.